Info

El Método

Conversaciones e historias de la ciencia y el pensamiento crítico con las que comprender un poco más sobre nuestro lugar en el universo. Un podcast objetivamente personal, de @Luis_Quevedo.
RSS Feed
2017
July
June
May
April
March
February
January


2016
December
November
October
September
August
July
June
May
April
February


2015
December
November
October
September
July
June
May
April
March
February
January


2014
December
November
August
July
June
May
April
March
February
January


2013
December
November
October
September
August
July
June
May


2012
August


All Episodes
Archives
Now displaying: Page 1

Conversaciones e historias de la ciencia y el pensamiento crítico con las que comprender un poco más sobre nuestro lugar en el universo. Un podcast objetivamente personal, de @Luis_Quevedo.

Feb 11, 2016
Entrevista extraída de CST, el programa de ciencia del canal de las Américas, NTN24. Felipe Guzmán es investigador en el National Institute of Standards and Technology Pocos científicos tenían dudas de que las ondas gravitacionales existían. Éstas son una consecuencia de la teoría de la Relatividad de Einstein que tan sólida se ha mostrado en los 100 años desde que el alemán la formulara. Además, han habido pruebas indirectas en los últimos tiempos. Sin embargo, nunca se había hallado la pistola humeante, la onda gravitacional no se había detectado directamente. La detección de estas ondas es de capital importancia porque marca un punto de inflexión en el estudio del Universo. Hasta ahora tan sólo podíamos "ver" el Universo a través de la luz de las estrellas -luz visible, ondas de radio, rayos X, etc.- y ahora, por vez primera, hemos logrado "oír" el Universo. La capacidad de "oír" las ondas que recorren el Universo desde su nacimiento nos permitirá detectar objetos y fenómenos que no emiten luz -la famosa y misteriosa materia oscura se llama así porque no interactúa con la luz... pero sí lo hace con la gravedad y ahora podría ser detectable- Antes sólo veíamos el universo. Ahora además podemos escuchar sus sonidos. Es como cuando Galileo elevó su telescopio hacia los cielos por vez primera. CONSECUENCIAS: Desde el punto de vista científico: enormes. [como lo he explicado en el párrafo anterior] Para los ciudadanos de a pie, las consecuencias serán tremendas. En primer lugar, el avance del conocimiento es siempre una buena noticia para la humanidad. Pero es que hay más, mucho más. Con los 1000 millones de dólares que ha costado el proyecto se ha empujado la frontera de lo que la tecnología es capaz de hacer hasta límites casi inimaginables -piensa que hemos logrado medir el estiramiento equivalente al grosor de un cabello humano... ¡en una distancia de 3,25 años luz de distancia!- Los mejores láseres, las mejores ópticas, los mejores equipos de vacío del mundo see han desarrollado para LIGO. Del mismo modo que el invento militar de Internet, o la world wide web en el CERN, y tantas tecnologías que se derivan de la investigación básica y militar, esta tecnología se utilizará pronto, gracias a la inventiva de los emprendedores y tecnólogos, en un sinfín de nuevas aplicaciones que harán nuestras vidas mejores. SIGUIENTES PASOS: Por el momento disponemos de dos detectores que configuran LIGO. Son como dos orejas o dos micrófonos que detectan el sonido del Universo. Pronto en el norte de Italia se pondrá en funcionamiento otra gran "oreja", similar a LIGO, que permitirá "triangular" el origen de los "sonidos" detectados y esto dará la posibilidad de hacer detallados mapas del Universo sonoro. en Japón se prepara otro detector y tal vez India se sume pronto. Además, existe un proyecto para lanzar un observatorio de ondas gravitacionales en órbita que mejorará mucho nuestra capacidad para escuchar al Universo.
0 Comments